Mito del ejército infernal

Mito del ejército infernal

Los demonios son seres sobrenaturales y malévolos, criaturas no humanas, espíritus impuros que pueden poseer a las personas, y para deshacerse de ellos es necesario realizar un exorcismo. En el ejército infernal, su participación es incontable y es precisamente a ellos a quien los satanistas invocan en sus múltiples rituales, ya que los demonios, son los más propensos a interesarse por los asuntos de la humanidad y se han clasificado en seis categorías distintas de acuerdo a sus características.

Demonios Ígneos: Son aquellos que habitan en el enorme vacío del universo y poco interés tienen por la raza humana. Solo es posible invocarlos mediante la Magia Auténtica, pero se tiene poco control sobre ellos.

Demonios Aéreos: Estos seres se mueven por millares a través del mundo de los espíritus, buscando entradas a nuestro mundo para tentarnos o atacarnos a los humanos. Conspiran con los satanistas para destruir a la humanidad.

Demonios Terrestres: Son los más peligrosos, pues fueron expulsados del mundo de los espíritus y viven en la Tierra, entre nosotros. Se confunde a menudo con hadas y hombres lobo. Los más débiles poseen cuerpos de animales, creando bestias demoníacas, mientras los más poderosos se hacen pasar por seres humanos y fomentan la corrupción en secreto.

Demonios Acuáticos: viven en cualquier cuerpo de agua, y su pasatiempo es ahogar a los humanos, sobre todo niños. Los demonios oceánicos son inmensos monstruos, capaces de aplastar barcos entre sus anillos o tentáculos.

Demonios Subterráneos: Viven en las profundidades de la tierra, en cuevas y cavernas. Atacan a quienes perturban sus dominios. Son lentos y maliciosos, y tienen el aspecto de híbridos de armadura, carne y piedra.

Demonios Vinculados: Estos demonios son tan penosos que pueden ser invocados para que realicen trabajos. Suelen ser pequeños y desagradables, con frecuencia apareciendo como sapos y otras sabandijas exageradamente grandes.

Comments are closed.