Leyenda corta de la Llorona de Puerto La Cruz

Leyenda corta de la Llorona de Puerto La Cruz

La Llorona es uno de los iconos de la cultura popular mexicana, mencionada en más de una leyenda corta; sus apariciones se cuentan por miles, y las versiones se adaptan a la perfección con distintos entornos del país. Cada relato tiene su sello particular, tal es el caso de la Llorona de Puerto La Cruz, pues según se cuenta ella se deja ver con mayor frecuencia en el mes de mayo, coincidiendo esto con la celebración del día de la madre.

Era 14 de mayo, cuando una joven llamada Milagros Jiménez regresaba de trabajar, esa noche su salida se demoró un poco, así que se vio en la necesidad de tomar un taxi hasta su casa, sin embargo, debido al mal estado del camino, no hubo forma de acceder y bajó una cuadra antes de su destino. La chica no se preocupaba mucho, ya que estaba prácticamente a punto de llegar, podía ver incluso la entrada de su casa, y confiaba en sus vecinos.

Al paso de tres viviendas, escuchó un sonido que no pudo identificar, se detuvo, entonces distinguió sollozos, puso más atención, y se dio cuenta de que era un llanto, profundo, lastimero, pero suave, apenas perceptible, dio media vuelta, y allá en la esquina, por donde había pasado segundos antes, se encontraba una mujer, sentada en la banqueta, tenía puesto un camisón blanco y el cabello cubría su rostro, aun así, su aspecto no concordaba con ninguna de las personas que vivían en los alrededores.

Con paso dudoso la chica caminó lentamente hacia la mujer dolida, tenía la intención de prestarle ayuda, pero, tomaba sus precauciones porque, a fin de cuentas, era una desconocida. Desde una distancia prudente, intentaba entablar una conversación con ella, mas no obtenía respuesta, la mujer solo subía la intensidad de sus lloriqueos. La pobre de Milagros creció en angustia, dejando atrás su propia seguridad, fue a sacar a la señora de su trance de sufrimiento tocándole el hombro, en ese momento, la melena que cubría el rostro de la desconocida, se abrió de par en par dejando que la chica apreciara por completo un semblante pálido y carcomido, era apenas una capa de piel rancia la que se posaba sobre los huesos de aquella dama que para entonces ya flotaba el aire, emitiendo un chillido que taladraba la espina de Milagros, la muchacha deseaba correr, huir, de eso no había la menor duda, sin embargo, ahí se quedó parada, horas y horas, hasta que la mañana siguiente la encontraron en aquel lugar, inmóvil, ausente de su cuerpo.

Fueron muchos años los que necesitó para recuperarse y contar que la causa de tal estado se debía a su encuentro con la Llorona de Puerto La Cruz.

Read More

¿Cómo tramitar la CURP gratuitamente?

Todos en algún momento hemos llegado a escuchar el término: Clave Única de Registro de Población (aunque muchos prefieren llamarlo simplemente utilizando su abreviatura CURP).

Se trata de un documento que se les entrega a las personas nacidas en México y a quienes viven dentro de la nación, aunque no cuenten con dicha nacionalidad, debido a que las autoridades gubernamentales necesitan saber el número exacto de personas que lo habitan.

Una cosa que no debemos pasar por alto es que las embajadas y consulados están capacitados para hacer la operación de calcular CURP en caso de que algún mexicano se acerque a estas instancias y solicite la documentación pertinente para ser adherido a la base de datos nacional.

Además, este instrumento ha sido dotado de distintos mecanismos que a su vez aportan un alto grado de confiabilidad, para qué la identificación de un individuo en particular se haga de una forma muy eficiente.

En el caso de que hayas tramitado el tuyo hace algunos lustros, notarás que el papel en donde se llevó a cabo la tarea de imprimir tu CURP, es de un tono verde claro. Si miras con atención debajo de la línea horizontal en el anverso, te darás cuenta de que se alcanza a ver la silueta del escudo nacional en color blanco.

tramitar curp gratuitamente

Es en esta sección donde precisamente se colocará la Clave Única de Registro de Población (CURP) constituida por 18 números y letras.

Debajo de ella se escribe el nombre del solicitante, comenzando por el apellido paterno, continuando con el apellido de tu madre y concluyendo con el nombre (o los nombres) de pila que tengas. No olvides que todos y cada uno de los datos que aparecen en esta herramienta de identificación irán centrados en relación al espacio que se tiene en cada uno de los sectores pertinentes (me refiero al anverso y al reverso de la CURP).

Algunas personas comparan su tamaño con el de otro documento mexicano muy popular. Por si no lo sabes, estoy haciendo mención del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) entregado por las autoridades fiscales a aquellos que realizan actividades económicas y que por lo tanto reciben una remuneración.

Sin embargo, retomando el tema de tramitar CURP gratis te comentamos que hay varias alternativas, dependiendo del estado en donde vivas. Por ejemplo, si tu domicilio se encuentra ubicado en la capital del país, lo más cómodo para ti será visitar alguno de los módulos de atención ciudadana que el Gobierno Federal pone a tu disposición.

En cada una de las delegaciones (municipios en las demás entidades federativas) hay una oficina de la CURP lista para entregarte tu documentación y contestar las preguntas que tengas al respecto.

El horario en que se atiende al público, difiere de un edificio a otro, debido a que cada uno se rige por un manual distinto. Pongamos el caso de que tu casa está en la delegación Álvaro Obregón.

Allí el horario de operación es a partir de las 8:30 de la mañana hasta las 4 P.M. No obstante, la entrega de fichas para el día siguiente se lleva a cabo desde las 16 horas hasta las 18 horas.

Si requieres más información, no dudes en marcar al 56 58 11 11.

Read More

Los cuentos cortos de un vagabundo

Los cuentos cortos de un vagabundo

Los vagabundos van de un lugar a otro sin un destino fijo, recorren toda clase de lugares, se enteran de todo tipo de historias y tienen oportunidad de vivir experiencias que muchos de nosotros ni siquiera hemos imaginado, entre ellas, las únicas que nos interesan en este momento, son las de carácter sobrenatural, aquellas que ericen los cabellos, que hagan temblar los huesos y rechinar los dientes. Esas cuyos relatos puedan convertirse en cuentos cortos que despierten el miedo en un par de líneas.

Comenzamos así, con el relato de Rafael, mientras este caminaba a orillas de la carretera, buscando ir de un pueblo a otro durante la madrugada. En ese tiempo, al alumbrado público era nulo, el único farol que le permitía seguridad en sus pasos era la Luna, pero en ciertos tramos en los cuales los maizales se alzaban varios centímetros sobre su cabeza, ningún rayo parecía iluminar el camino. Sin embargo, el seguía moviéndose, ayudado de un rustico bordón.

Caminaba sin premura, sus tantos años le obligaban a ir lento, encorvado, tembloroso, haciendo sonar armoniosamente las latas que llevaba a cuestas en una vieja mochila, a ratos silbaba, a ratos tosía, en otros, simplemente guardaba silencio, pensando, caminando. De pronto su ya tan conocida rutina, fue interrumpida por un ruido familiar, pero de cierta forma más animoso, más llamativo, que hacía eco en al ambiente. Se detuvo para escuchar con mayor atención, sin duda, aquello se oía como trastos metálicos, chocando unos con otros a cada paso dado.

De inmediato, esto se relacionó con un compañero de aventuras, una persona con quien sentarse a tomar una buena taza de café frente a la lumbre y compartirse historias sobre los lugares que el otro aún no ha visitado o las personas que no ha conocido. Lanzó un chiflido de reconocimiento, respondido de inmediato, desde el lugar donde una figura delgada y apenas perceptible salía de entre los maizales. Rafael fue a su encuentro, pero entre más se acercaba, más quiso evitarlo, pues estaba aclarándose frente a él, un ser de enorme estatura, envuelto en una túnica oscura que parecía tener vida propia y se movía rebeldemente sin sincronía con la criatura.

A pesar de sus muchos intentos, por detenerse y dar la vuelta, el vagabundo seguía caminando directo al ente desprovisto de rostro, como si este le hipnotizara con sus ojos rojos cual carbones encendidos, llegó tan cerca, que por unos momentos sintió el abrazo frio de aquel espíritu que parecía chuparle la vida, entraba por su garganta causándole carraspera y sorbía todo el aire de sus pulmones, parecía que lo voltearía de adentro hacia afuera, pero en un par de segundos, había ya atravesado su cuerpo y continuaba su camino, halando las pesadas cadenas con las cuales sujetaba varios espíritus.

Desde aquella noche, Rafael en sus andares, apresura su paso, se muestra inquieto, no quiere ser aquel que se cruce en el camino dela muerte, cuando esta necesite un abrazo.

Read More

Mitos de terror japoneses: La Mujina

Mitos de terror japoneses: La Mujina

En la cultura japonesa existen miles de historias sobre espíritus, espectros y demás criaturas sobrenaturales que resultan en ocasiones perturbadoras, aunque muchos de estos entes se perciban inofensivos en su actuar, su simple presencia provoca miedo a causa de su apariencia.

Hoy hablaremos del Noppera-Bo, un fantasma sin rostro, que en su versión de Mujina, de acuerdo a los mitos de terror japoneses es una criatura con apariencia de mujer hermosa, quien después de mostrar su carencia de semblante, se vuelve difusa como una ráfaga de vapor.

Este ser aparece en múltiples narraciones folclóricas niponas, siendo la más reconocida, La leyenda de la Mujina del camino Akasaka. En este camino existe una pendiente llamada Kii-no-kuni-zaka, que significa “la pendiente de la provincia de Kii”, en uno de sus costados, hay un foso antiguo, profundo y muy ancho con paredes enmohecidas que se alzan hacia un área de jardines, al otro lado se extienden las largas y enormes paredes de un palacio imperial. Por ahí, circulaba una gran cantidad de gente, pero pocos lo hacían al anochecer ya que era un lugar bastante oscuro que se tornaba peligroso para transitar después de ciertas horas, aunque a veces, la necesidad ganaba.

Fue así, que un hombre se vio obligado a tomar ese camino, cerca del anochecer, y vio a aquella mujer agachada cerca del foso, era delgada, llevaba ropas elegantes, su cabello estaba muy bien peinado, además, lloraba amargamente, parecía tener la intensión de ahogarse. Así que el caballero de inmediato se acercó para prestar ayuda, sin éxito alguno, pues la joven seguía sumida en el llanto, oculta tras su manga.

Muy angustiado el señor, se acercó a ella, poniéndole la mano sobre el hombro con mucha suavidad, suplicando aun, tener la dicha de ayudarle en su dolor, fue entonces que la joven se giró, mientras se frotaba la cara con las manos, al parecer enjuagando sus lágrimas, pero en este acto, el hombre pudo ver que ella no tenía ojos, nariz o boca, tan solo era una simple masa sin rostro, razón suficiente para salir corriendo sin rumbo hasta encontrarse con alguien más y dejar de sentirse solo en aquel oscuro y vacío lugar.

Finalmente, una linterna ilumino el camino de aquel hombre asustado, que, sin pensarlo dos veces, se tiró a los pies de aquel comerciante ambulante al que veía en ese momento como su salvador. El vendedor preguntaba la causa de tremendo miedo, pero el señor tan asustado se negaba decir lo que había visto, solo se entendía que el hecho involucraba a una mujer junto al pozo. Pareciendo conocedor de una historia similar, – ¿era algo así lo que te enseñó? – el mercante preguntó frotándose la cara que rápidamente se volvió como un huevo, y súbitamente la luz se apagó.

Read More